10 consejos para ahorrar energía en casa

noviembre 14, 2013 Blog 0

Ahorrar energía ya es obligatorio si queremos ayudar a nuestro bolsillo y además al medio ambiente.

Cada día son más las razones por las cuales se impone un uso racional y consciente de la energía eléctrica. Bien por la factura de electricidad, que crece más rápido de lo esperado, o porque tomamos conciencia sobre el impacto ambiental, el ahorro de energía es una práctica que vamos a tener que incorporar a nuestra vida cotidiana.

A continuación te daremos 10 consejos básicos y simples para ayudarte a ahorrar energía en casa:

Ahorra energía

1) Desconecta el aire acondicionado cuando no hay nadie en casa o en una habitación: volver a enfriar estos espacios lleva pocos minutos. Se puede considerar como temperatura de confort los 26ºC. Cada grado menos dispara el consumo de energía entre un 4 y un 6%. Para un funcionamiento óptimo, las máquinas de aire acondicionado tienen que tener una buena circulación de aire y estar protegidas del sol. Cuando se colocan en el tejado de un edificio, es conveniente ponerles una cobertura protectora. Y hay que limpiar los filtros para ahorrar energía y evitar un deterioro prematuro del aparato.
 

Ahorra energía

2) Instala termostatos y válvulas termostáticas en los radiadores.Una temperatura entre 20º y 22º puede ser suficiente, y cada grado de más, el consumo de calefacción aumenta entre un 6 y 8%. También puedes conseguir notables ahorros en calefacción si bajas 5º la temperatura del termostato cuando te ausentes horas de la vivienda o si pones el termostato en la posición «economía». También conviente rebajar en 3º o 4º la temperatura del termostato durante la noche.
 
 

Ahorra energía

3) Instala toldos y cierra las persianas para evitar la entrada de aire caliente en el interior de la vivienda. También se debe ventilar la casa cuando el aire de la calle es más fresco que el del interior (primeras horas de la mañana y durante la noche), abriendo ventanas en extremos opuestos de la vivienda. Recuerda que para ventilar completamente una habitación 10 minutos son suficientes. Estas medidas y el adecuado aislamiento de muros y techos pueden conseguir ahorros de energía de hasta el 30% en el aire acondicionado.
Las ventanas deben ser de «doble acristalamiento» , ya que consiguen ahorros de energía del 15% en el consumo de calefacción. Instalando juntas o burletes en puertas y ventanas se reducen las fugas de calefacción en un 10%. Una vivienda bien aislada puede ahorrar hasta un 30% en gastos de calefacción.
 

Ahorra energía

4) Instalar interruptores divididos para encender solamente las luces que sean necesarias. Y cambiar las bombillas tradicionales por otras led, que duran hasta ocho veces más y ahorran hasta un 80% de energía eléctrica. Con el mismo consumo, las bombillas led proporcionan más luz que las bombillas tradicionales. Además, su vida es de dos a tres veces mayor.
El sentido común indica que hay que aprovechar la luz natural siempre que sea posible. Y que dejar las luces encendidas en habitaciones que no estás utlizando es derrochar. Utiliza también colores claros en paredes y techos para aprovechar mejor la iluminación natural y reducir la artificial. También se deben mantener limpias las lámparas y las tulipas, porque aumentarás la luminosidad sin aumentar la potencia.
 

Ahorra energía

5) Apagar la placa de la cocina unos 5 minutos antes de retirar el recipiente (3 minutos en vitrocerámicas). Elegir un recipiente de diámetro ligeramente mayor que la zona de cocción y con fondo difusor de calor (salvo para cocinas de inducción). Así conseguimos un ahorro en la energía consumida para cocinar del 20%. Además, hay que utilizar siempre que puedas ollas a presión. Consumen menos energía y ahorran mucho tiempo.
 
 
 

Ahorra energía

6) Comprar un frigorífico (electrodoméstico) siempre de un modelo eficiente de clase A+++ o A++, que permiten ahorrar hasta un 70 % respecto a la media. Después hay que instalar el frigorífico y congelador lo más lejos posible de los focos de calor (sol, horno, radiadores, etc.). Es fundamental regular la temperatura del frigorífico y congelador según las instrucciones del fabricante, porque cada grado más de frío, el consumo de energía aumenta un 5%.
Se deben mantener las puertas del frigorífico y congelador abiertas el menor tiempo posible, y es clave comprobar que cierran de un modo correcto. También, nunca hay que introducir alimentos calientes en el frigorífico o en el congelador. y en este último eliminar la capa de hielo antes de que alcance los 3 milímetros de espesor consigue ahorros energéticos de hasta el 30%.

Ahorra energía

7) Utilizar micoondas en lugar de horno. La utilización del microondas supone un ahorro energético entre un 60 y un 70% respecto de los hornos convencionales, pero si cocinas habitualmente con el horno tradicional también debe tener en cuenta un pequeño número de gestos te pueden permitir ahorrar una buena suma de dinero. Por ejemplo, hay que evitar abrir el horno innecesariamente. Cada vez que lo haces puedes estar perdiendo hasta un 20% del calor acumulado.
 

Ahorra energía

8) Lavar los platos con agua caliente consume un 40% más de energía que lavar con lavavajillas. Eso sí, hay que aprovechar al máximo la capacidad del lavavajillas y seleccionar el programa adecuado.
 
 
 

Ahorra energía

9) Poner la lavadora usando programas a temperatura moderada, ya que el 90% de la energía es para calentar el agua. Una colada a 30ºC en lugar de 60ºC reduce el gasto energético a la mitad. Al igual que sucede con el lavavajillas, hay que utilizar al máximo la capacidad de tu lavadora y secadora. Así reduces el consumo de energía y alargas la vida del electrodoméstico. Un centrifugado de la lavadora a 1.200 revoluciones, en vez de a 700, reduce el consumo de la secadora en un 20%.
Si compras una lavadora nueva, elige modelos eficientes y ecológicos de clase A, permiten ahorrar más del 45% respecto de los de clase D.
 

Ahorra energía

10) Apagar totalmente los televisores y los equipos en ausencia superiores a 30 minutos. Ahorras energía si apagas la pantalla del ordenador cuando no vayas a utilizarlo durante períodos cortos.
Las pantallas LCD ahorran un 37% de la energía en funcionamiento, y un 40% en modo de espera. El salvapantallas que menos energía consume es el de color negro. Y conviene utilizar «ladrones» de conexión múltiple con interruptor; al desconectar el ladrón también ahorras energía.

Comparte nuestras entradas

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Trackbacks

No hay trackbacks en esta entrada